lunes, 31 de octubre de 2011

"Truco o Trato 2 : Ha vuelto" - Tristán



          Hay quien no conoce nunca la felicidad , pero no es mi caso. Hace un año mi vida era perfecta , mis padres , un matrimonio ejemplar que salían los fines de semana al cine y a dar paseos por la playa nos habían criado siempre en un entorno de amor  , mi hermano Marcos y yo aprendimos desde pequeños a querernos y aunque como buenos hermanos a veces discutíamos ahora hasta eso se echa de menos .Mis  amigos detestaban pasar tiempo con sus  familias , pero yo no , porque cuando estábamos juntos éramos más fuertes y porque todo era mejor cuando ellos estaban a mi lado , ahora ya nada es igual.
       Desde la desaparición de Marcos nada ha sido igual , y lo peor son las pesadillas. Cada noche revivo aquel momento en que entré en casa siguiendo un rastro de sangre desde la calle y vi como al final  se encontraba raspado en la madera del suelo de la casa  esas palabras carentes de sentido pero espeluznantes a la vez, “¿Truco o trato?” y Marcos , ya no estaba y desde ese día nunca estuvo más. La policía pasó un tiempo buscando patrones de actuación similares a los de otros asesinos pero nada encajaba , la conmoción vecinal aminoró hasta que mi pobre hermano quedó en la mente colectiva del pueblo de Mount Pleasant como un niño desaparecido más.
-          “Alice cariño , Max está aquí!” – Grita mi madre desde la planta baja sacándome de mi ensoñación .
-          “Ya voy mamá!” -  Max , mi mejor amigo había sido tremendamente paciente conmigo y  se había marcado como tarea extracurricular sacarme de casa y más ahora que se acercaba la fecha señalada.
 Halloween nunca fue una fiesta que apreciásemos especialmente , siempre solíamos ir de acampada familiar evitando toda la parafernalia de los disfraces y las calabazas sonrientes, ahora se había convertido en un día que ninguno quería repetir.  Probablemente sea por eso que la visión de una de esas grandes calabazas en la ventana del salón me impresionó sobre manera, imagino que es la manera que mis padres tienen de permanecer atados al mundo real.
-          “Gracias señora Webber , le devolveré a Alice antes de la media noche “– dice Max sonriente ante mi llegada.
-          “Bien, no os alejéis mucho del pueblo, Alice ¿ puedes acompañarme un momento? necesito hablar contigo antes de que te vayas”  – asiento y nos escaqueamos hacia la cocina.
-          “Sé que ya eres lo suficientemente mayor como para no tener que darte indicaciones de ningún tipo , pero las cosas que hay ahí afuera no discriminan entre niños de 16 o jovencitas de 20 años…..”– el tono de mi madre presagiaba lo peor, una nueva reproducción de  la charla que lleva repitiéndome todos estos meses.
-          “Mamá , ya hemos hablado muchas veces de esto. No estaré mas tarde de la media noche en casa y estaré con Max en todo momento, no va a pasarme nada.”
-          “Cariño es importante que me hagas caso especialmente hoy…”
-          “Los asesinos no diferencian entre una hora y otra y mucho menos entre un día u otro para matar, creo que sabemos bien que si algo tiene que suceder lo hará de todos modos!” – nada mas haberlo dicho ya me arrepiento, últimamente estoy a flor de piel. -“Lo siento , supongo que necesito salir de aquí. Entiendo tu preocupación pero créeme mamá hoy no es un día que me apetezca estar fuera ,no llegaré tarde."

Ya en el coche Max rompe el silencio.

 – "¿Bueno a donde hoy?tengo la misión de hacerte feliz y no permitiré que lo sabotees así que…"

No mentía, su misión había sido hacerme feliz y desde que la tragedia invadió mi vida el pasado año el ha sido el único que ha estado ahí , al principio me resistí y así perdí a muchos de mis amigos , pero en una ocasión cuando creía que no había vuelta atrás Max me llevó a hacer una pequeña excursión  , no me dijo donde íbamos hasta que al anochecer divisé en el horizonte las luces de Manhattan. Nuestra pequeña excursión nos costó una reprimenda de mis padres pero me hizo ver que era hora de continuar y luchar. Pero hoy todo el dolor parece latir con mas fuerza. Desde entonces Max , su coche y yo salimos a buscar nuevos rincones por los que seguir soñando entre acres de los frondosos bosques que rodean Mount Pleasant

-          “¿Alice me estás escuchando? “– Mi cara de ida lo dice todo –

-          “Em , si ! decías algo sobre, … no , no te estaba escuchando. Lo siento pero no puedo evitar darle vueltas a la cabeza … y pensar que ese asesino sigue por ahí suelto…. “ – la rabia me come por dentro-

-          Se que hay poco que yo pueda hacer ahora mismo , pero déjame intentarlo” – dice cogiendo mi mano , no se si estoy preparada para esto.

-          Quito mi mano algo mas bruscamente de lo que querría – “Max…”

-          “Encontré esto en la puerta de tu casa cuando llamé al timbre” dice cortándome súbitamente y señalando sobre la guantera a un sobre.

-          Extrañada cojo el sobre y de el saco un papel con una caligrafía bastante adornada aunque dura , como si hubiese sido escrita a prisa.”A ver ,¿ que jueguecito se te ha ocurrido hoy para a menar la velada?" – digo mientras abro el sobre.

-          “A mi no me mires , por una vez realmente es un sobre que estaba ante tu puerta . Creí que sería mejor dártelo ahora, pone tu nombre e imagino que tu madre no te hubiese dejado tranquila hasta saber todos los detalles del remitente y el contenido”

-          “Chico listo! “ – Digo sonriendo mientras enfoco mis ojos en el contenido del papel , no hay mucho que leer pero lo poco que hay me deja helada:



Ha vuelto – “Grimmoire, Samhain Impedimentia” – Ayuntamiento , 10 , 1.

-          Max para el coche!”

-          Paramos y me bajo del coche sin saber bien que hacer , Max me acompaña sin entender que sucede – “¿Alice estás bien? ¿Qué sucede?” – Se acerca a mi y echa un vistazo por si mismo a lo que en el papel  está escrito.

-          “Esto no tiene ningún sentido ¿Quién a regresado?”

-          “¿Quién crees tu?”

-          Me mira perplejo “No , Alice esto debe ser algún tipo de broma pesada , todo el mundo en el pueblo conoce lo sucedido podría ser alguien con ganas de dar una broma pesada”

-          “Max , dejando de lado  el hecho de que no creo que nadie me odie tanto en este pueblo como para jugar con la desaparición de mi hermano...”– Bueno menos Bianca Stewart esa zorra con traje de animadora siempre me ha tenido tirria , no que narices , ni siquiera ella sería tan cruel!- “…la nota contiene la indicaciones de un libro , son datos del archivo del ayuntamiento de Mount Pleasant , quizá alguien haya querido ponernos en la pista para encontrar a quien fuera que se lo llevó antes de que vuelva a atacar.”

-          “Alice esto no tiene ningún sentido , a parte ¿Cómo sabes que la nota habla de un libro?”

-          “No se , ¿quizás gracias a los interminables trabajos de lengua que nos tuvieron buscando durante horas pequeños libros en latín en el sótano del ayuntamiento?”- Añado con un desdén de desesperación.

-          “Bueno aun así aquí hay mucho que no me encaja y dudo que una nota anónima vaya a resolver lo que un año de investigación policial no ha podido.”

-          “¿No podrías sencillamente apoyarme , iremos allí y si no hay nada volveremos, que tenemos que perder?” Digo poniendo ojitos , intentando por una vez utilizando mis “armas de mujer”.

-          “Es que , simplemente no quiero que te hagas daño a ti misma creándote falsas esperanzas, pero  iremos si eso te hace quedarte más tranquila , pero después de esto tienes que prometerme que se acabó.”

-          “Lo prometo. Vamos es solo media hora en coche…” – digo con alegría y un súbito impulso de emoción-

-          “Yo no he dicho que fuésemos a ir hoy , ¿has visto la hora? Tu madre  te matará si nos retrasamos más” dice con un repentino aire de responsabilidad que pese a no gustarme del todo siempre me hace sentir cálida y en brazos de alguien.

Nos ponemos en camino , es curioso como un pequeño pueblo con un bosque de lo más pintoresco puede convertirse en algo de lo más espeluznante cuando cae la noche . Hemos llegado y con la promesa de vernos mañana bajo del coche para observar que la casa se ve oscura , las luces están apagadas lo cual significa que ni se han parado a esperar , la bronca va a ser monumental parece que he arruinado el único intento de mis padres por seguir adelante , incluso esa horrenda calabaza ya no está en la ventana…

Miro mi reloj mientras introduzco la llave en la cerradura cosa que me cuesta pues la única luz que tengo es la que la luna llena proyecta sobre mí , abro la puerta y por un momento la cabeza me da vueltas  y me paralizo al leer bajo el suelo de mis pies escarbado en la madera como si la historia se repitiese “¿Truco o Trato?”

Corro escaleras arriba – “Mamá , Papá!”

 Llego al dormitorio de mis padres y trato de encender las luces pero no responden cuando me paro a mirar a la cama , y veo los cuerpos sangrientos de mis padres y sus expresiones inertes de terror , mis ojos se enfocan en una figura agazapada a los pies de la cama y que se confundía con las sombras de la noche ,poco a poco empieza a girar su cabeza hacia mi con una sonrisa enorme que jamás olvidaré. Entonces al fin puedo reaccionar y corro escaleras abajo hacia la puerta oyendo unas pisadas como de pies descalzos que suenan cada vez mas claras tras de mi. Atravieso el umbral de la puerta a la vez que dan las doce en el antiguo reloj de la casa y oigo con una voz de ultratumba casi suspira mi nombre a mi espalda.

No paré de correr hasta que llegué a casa de Max donde pude llamar a la policía , pero ya era demasiado tarde. Tal y como un año atrás no había rastro de cuerpos en la casa y solo las marcas sangrientas en la cama de mis padres y esa inscripción en el suelo de la entrada avalaban que algo extraño había vuelto a esa casa.

Empiezo a derrumbarme en los brazos de Max mientras la policía nos cuenta en el salón junto a sus padres lo encontrado en la casa , ojalá pudiese contar lo que vi. No , no pienso permitirlo , no puedo permitirlo. Sea lo que sea ese ser que había en mi casa no pasaré un año esperando a su regreso. Entonces recuerdo la nota , que aún aguarda en mi bolsillo , ahora tengo algo por donde empezar , y un año entero para descubrir que persigue a mi familia.

La puerta de la casa se abre y se oyen unos pasos lentos pero firmes que se aproximan al salón para dejar ver una figura en el contorno de la puerta que tiene pocos lugares en mi memoria , y cuya cara tengo presente gracias a las sendas fotos que tengo de ella.

-          Alice , es hora de que vuelvas a casa. – Dice con tono firme y cálido mi abuela.

2 comentarios:

  1. Jo, ¡¡está genial el relato!! Yo al final me los perdí en Halloween ¬¬

    Un besito!!

    ResponderEliminar

Animate y deja por aqui que piensas recuerda que tus comentarios dan vida al blog! ^^

Sin embargo recuerdo que todo lo que no tenga que ver directamente con esta entrada (afiliaciones, colaboraciones ect ect..) debes remitirlo a mi e-mail.